Instructivo de Uso de Almohadón para Amamantar

El tiempo de la mamá

No hay un tiempo más especial, más mágico que el de una madre esperando el nacimiento de un hijo.

 
El almohadón wawita está concebido para acompañar a la mamá y al niño mucho antes que él vea la luz: será el relax que ella necesita para estar tranquila y con un cuerpo sano y saludable.

                  

Le permitirá a la mamá descansar lumbares, cervicales, dorsales, calambres en las piernas y peso de la panza, según la posición que se coloque el almohadón.


Amamantando
El almohadón wawita le brindará a ambos el confort óptimo, el descanso necesario, la posición más cómoda para alimentarse y dormir.

               

Será un aliado inigualable para amamantar o dar la mamadera, con la altura ideal, el menor esfuerzo y la mayor libertad de brazos.
Se puede colocar el almohadón con los cordones atados adelante, atrás o de costado; la mamá descansará la cintura sobre el almohadón y el bebé irá acostado frente a la mamá o con la cabeza en el pecho de la madre y las piernas hacia atrás.
La mamá podrá utilizar el bolsillo del almohadón para guardar los protectores mamarios, el chupete o la babita.


El tiempo de ambos
En este almohadón la mamá y el bebé encontrarán un espacio cómodo y confortable de contacto y contención.



El tiempo del bebé
Cuando el bebé comienza a sentarse, el almohadón wawita le da la contención y el estímulo necesario para acompañarlo en este período, cerrando un círculo alrededor del bebé para evitar que se golpee al perder el equilibrio.
En la parte inferior, el almohadón cuenta con un sistema de velcros para adherirle un simpático set de juguetes de tela, coloridos y lavables. (Sólo el almohadón grande viene con los juguetes). 
Si se cierran los dos juegos de cordones, se crea un espacio mullido y cómodo, ideal para el descanso del bebé.